¿Dónde estoy?

 

Abro los ojos. Imagen fugaz.
Floto en el aire. A mi alrededor todo es blanco, liso sin ángulos.
Abro los ojos. Imagen fugaz.
Alguien llama y siento que me desplazo, que me desplaza un cuerpo que me prolonga.
Abro los ojos. Imagen fugaz.
El aire es fresco. Me siento feliz, se que voy a ver a los abuelos.
Delante dos personas, cuyos cuerpos descienden hasta el lejano suelo que mis pies no tocan, charlan con el cuerpo que me prolonga.
“¿Dónde te han pinchado, Elenita?” preguntan. Mi brazo izquierdo se avanza contra mi voluntad: se que allí no era. “No, contesta el otro cuerpo que es mi madre, ha sido en el culito”.
Abro los ojos. Y a mi alrededor está el mundo.