¿La implosión demográfica de Europa sería preocupante para los Estados Unidos?

La diversidad de cuestiones demográficas, según se trate del Tercer Mundo o de Europa, encuentra su reflejo en la ambigüedad de las relaciones entre Europa y los Estados Unidos.

a) Los Estados Unidos y el mundo anglosajón en general han sido pioneros en el campo de la anticoncepción, de la esterilización y del aborto. Las grandes tesis malthusianas y neomalthusianas siguen siendo ampliamente divulgadas a partir de centros que tienen su base en los Estados Unidos o en Inglaterra. Estos países han hecho compartir con Europa su obsesión de la seguridad demográfica frente al Tercer Mundo, cuya expansión es temida por ellos.

Esta comunidad de intereses empuja a Europa y a los Estados Unidos a hacer frente común para reducir el brote demográfico del Tercer Mundo y no dudan en recurrir a la palanca de las instituciones internacionales para alcanzar este objetivo. Buscan incluso en el nuevo antagonismo Norte-Sur los cimientos de una cohesión que ya no les asegura el extinto antagonismo Este-Oeste.

b) Sin embargo, más allá de esta comunidad de intereses, es cada vez más notorio que los Estados Unidos, obsesionados como están por su seguridad, quieren prevenir la emergencia de un nuevo rival, sea quien sea.1

El Tercer Mundo en general es, a largo plazo, un rival potencial de quien hay que controlar la emergencia. Evoquemos rápidamente dos ejemplos.

Preocupante de otro modo, sin embargo, es la afirmación de la potencia europea, con la organización de la unidad europea.

c) Podemos entonces preguntarnos si Europa no está destruyendo ella misma su capacidad de intervención en favor del desarrollo del Tercer Mundo. Consintiendo en su descenso demográfico, Europa deja los flancos abiertos a los Estados Unidos. No obstante, hubiera podido ofrecer una solución alternativa de asociación si no se hubiera dejado atrapar ella misma.

d) Ni que decir, pues, que, considerando las cosas desde este punto de vista, los Estados Unidos tienen todas las razones del mundo para alegrarse por el desplome demográfico de Europa. Por las mismas razones, pueden sentirse plenamente satisfechos de su envejecimiento, ya que éste traerá inevitablemente problemas cuando sean cuestionadas las políticas de ayuda social de enfermedad, de incapacidad y de jubilación.

Bajo la influencia de líderes de opinión, quizá pagados, la Comunidad Europea, estupefacta, se apresuró a inyectar la ideología neomalthusiana del derecho al placer, de origen principalmente anglosajón. Pero el interés de los Estados Unidos es que Europa, cediendo a los comportamientos malthusianos, reduzca estrictamente ella misma el crecimiento de su propia población. Los Estados Unidos deben, pues, reírse para sus adentros viendo el apresuramiento con que los europeos interiorizan estas tesis que divulgan donde quiera. Como ejemplo de colonización ideológica nunca se ha hecho algo mejor.

e) El momento llega para Europa y el Tercer Mundo de recordar la sentencia memorable que se atribuye a Disraeli: «El Imperio Británico no tiene enemigos permanentes ni amigos permanentes. Sólo tiene intereses permanentes».

________________________________________

  1. Este cuidado de Prevent the Re-Emergence of a New Rival aparece en un memorandum de 46 páginas preparado por el Secretariado de la Defensa. Este memorandum fue presentado por el New York Times del 8 de marzo de 1992 y resumido por Barton Gelleman en el Washington Post del 11 de marzo de 1992, bajo el título "Keeping the U.S. First. Pentagon Would Preclude a Rival Superpower".

blint.gif (141 octets) Página siguiente

blint.gif (141 octets) Página anterior "Los aspectos demográficos".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".