¿Por qué se instauraría un ''permiso de procrear" en los países ricos en donde la desnatalidad toma proporciones inquietantes?

La respuesta a esta pregunta es dada con toda la claridad querida por algunos partidarios de la planificación demográfica. ¿Qué dicen en sustancia? Primero hay que hacer admitir el aborto y el permiso de vivir en los países ricos; después se tomará el ejemplo de estos países para hacer admitir estas prácticas y generalizarlas en el Tercer Mundo. Además, ¿por qué un país que no duda en matar a sus propios niños dudaría en matar a los de los otros?

Que a largo plazo estas prácticas sean suicidas para los propios países ricos, esto no parece preocuparles. Destinadas al Tercer Mundo, estas campañas suicidas acaban por volverse contra los países ricos que las pusieron en práctica. Este efecto de boomerang repercute en el mismo Tercer Mundo, en donde son las minorías las mejor formadas, y por lo tanto las más valiosas para estimular el desarrollo, quienes tienen acceso a la panoplia antinatalista.

blint.gif (141 octets) Página siguiente

blint.gif (141 octets) Página anterior "La Iglesiad y la demografía".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".