¿En dónde se encuentra el origen de la enseñanza de la Iglesia sobre la población? ¿Acaso no está en una moral conyugal natalista?

Lo que dice la Iglesia sobre las cuestiones demográficas se encuentra sobre todo en su enseñanza social que, sobre este punto, recibe de la moral conyugal una luz particular.1 Además, esta moral conyugal esta orientada hacia la paternidad responsable.

Sin embargo, muchos no perciben que la moral social cristiana es tan exigente como la moral conyugal de la Iglesia. Ahora bien, lo que dice para empezar la Iglesia en su enseñanza social es que no es el hombre quien está hecho para el mercado; es el mercado el que está hecho para el hombre. La vida del hombre no puede estar organizada principalmente, incluso exclusivamente, en función de los imperativos del mercado tal como es concebido en la ideología liberal.

La Iglesia agrega que los problemas de desarrollo y de población resultan del egoísmo general de aquéllos que se niegan a cuestionar su estilo de vida, a convertirse, y de este modo llegan a cuestionar el derecho de los más desprotegidos a la vida.

________________________________________

  1. La enseñanza dada por Juan Pablo II sobre la vida durante los diez primeros años de su pontificado ha sido objeto de una recopilación de más de ochocientas páginas. Ver Giovanni Paolo II, Dieci anni per la vita, editado por Giovanni Caprile y presentado por Carlo Casini, Soc. Coop. "Centro Documentazione e Solidarietà", r.l., s.l.n.d. (Roma, 1988). Ver también Le droit à la vie, Solesmes, Ed. de Solesmes (Coll. L'enseignement des Papes), 1981. La referencia principal, y de importancia histórica, es aquí, evidentemente, la encíclica Evangelium Vitae (1995).

blint.gif (141 octets) Página siguiente

blint.gif (141 octets) Página anterior "La Iglesiad y la demografía".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".