¿Las discusiones relacionadas con los métodos naturales nos remiten, pues, a una reflexión de fondo sobre el desarrollo humano?

Si el ideal del desarrollo humano es concebido como la carrera al consumismo y a la facilidad, los métodos llamados modernos de anticoncepción van por supuesto en ese sentido.

a) No obstante, tal y como lo hemos expuesto, estos métodos han tenido y tienen como resultado una caída catastrófica de la natalidad y un envejecimiento de la población. Los efectos que resultan de ello ya se hacen sentir en los países llamados desarrollados, y empiezan a ser perceptibles en ciertos países del Tercer Mundo. Este hundimiento demográfico y este envejecimiento crearán necesariamente graves dificultades, particularmente de orden social y económico, para las próximas generaciones. Exacerbarán además las tensiones ocasionadas por la emigración.

b) Por el contrario, si el ideal del desarrollo es más bien considerado como la educación de personas para la responsabilidad, la fraternidad y la generosidad, entonces el dominio de la fecundidad puede lograrse perfectamente fuera de los métodos que la Iglesia reprueba.

c) Los hombres tienen, pues, la opción entre métodos de responsabilidad y medios que violentan. La discusión relativa a los métodos admitidos o rechazados por la Iglesia nos conduce por tanto a replantear el problema de la calidad del desarrollo humano y nos lleva, por consiguiente, a replantear el problema de la calidad de las relaciones en el seno de la pareja.

blint.gif (141 octets) Página siguiente

blint.gif (141 octets) Página anterior "La Iglesiad y la demografía".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".