¿Cuáles son las consecuencias que trae consigo la disociación entre sexualidad y procreación en la unión conyugal?

La disociación radical entre los dos fines de la unión conyugal trae dos consecuencias. Primero, pone en peligro la existencia misma de la célula familiar, en particular favoreciendo la unión libre antes del matrimonio. En seguida, conduce insensiblemente a un estado de espíritu que rechaza la vida y es al mismo tiempo atormentado por la muerte. Como la procreación es un mal que hay que evitar a toda costa, inevitablemente hay que dar muerte a quien es el obstáculo para el único bien que se busca en el acto conyugal: la unión carnal con el placer que esta ligado a él.

canards.gif (6036 octets)

blint.gif (141 octets) Página anterior "La Iglesiad y la natalidad".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".