La Iglesia y la demografía

¿En qué la anticoncepción practicada por algunas parejas tiene una dimensión política? ¿Acaso no es un asunto puramente privado? Con su moral, ¿la Iglesia no tiene una pesada responsabilidad en el crecimiento demográfico mundial? ¿Por qué muchos rechazan el mensaje de la Iglesia sobre la miseria del Tercer Mundo?
¿La moral conyugal de la Iglesia no es natalista? Según ciertos especialistas, la posición de la Iglesia en materia de anticoncepción y de demografía va a engendrar consecuencias dramáticas y en particular hambrunas. ¿Por qué se instauraría un "permiso de procrear" en los países ricos en donde la desnatalidad toma proporciones inquietantes?
¿En dónde se encuentra el origen de la enseñanza de la Iglesia sobre la población? ¿Acaso no está en una moral conyugal natalista? ¿Acaso la Iglesia no descuida por completo los problemas demográficos cuando enuncia sus bellos principios relacionados con el desarrollo? En materia de demografía, los moralistas católicos ¿no son de mala fe? En efecto, dicen que el desarrollo trae consigo la caída de la natalidad, pero ocultan que esta caída de la natalidad es obtenida, en los países desarrollados, por métodos que la Iglesia condena.
¿No es ilusorio imaginar que los métodos naturales puedan ser ampliamente difundidos y utilizados? ¿Acaso no es ingenuidad -por no llamarla provocación- por parte de los cristianos el pregonar el recurso a los métodos naturales? ¿Las discusiones relacionadas con los métodos naturales nos remiten, pues, a una reflexión de fondo sobre el desarrollo humano?
¿Cuál es entonces el corazón de la enseñanza social de la Iglesia sobre la demografía? ¿Por qué los ideólogos de la seguridad demográfica le dan una gran atención a los problemas ecológicos?  

ss22

To download the text, click here: La Iglesia y la demografía (pdf file)