¿Se puede establecer la existencia de esta campaña citando algunos hechos?

Un primer hecho nos es porporcionado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Población en su reporte de 1991. Este reporte recomienda la amplia divulgación de los métodos anticonceptivos químicos, mecánicos o quirúrgicos. El RU 486 no se menciona explícitamente, pero se hace alusión a él cuando se evocan las «nuevas corrientes de la anticoncepción post-coito». Se precisa que los obstáculos jurídicos que se oponen a la divulgación de estos métodos deben hacerse a un lado.

El segundo hecho nos viene de la Organización Mundial de la Salud. En un reporte de 1992, esta institución especializada de la ONU explica por qué y cómo apadrina investigaciones sobre la reproducción humana1. Sobresale claramente de este reporte que la OMS protege con su autoridad y apoya con sus recursos el perfeccionamiento de drogas de gran divulgación destinadas a controlar la población de los países pobres. Entre estas drogas figuran preparaciones capaces de provocar un aborto precoz.

Aunque estas instituciones se defiendan, patrocinan completamente la práctica del aborto y lo relacionan con los métodos de reducción de la natalidad.

______________________________________________

  1. Ver Reproductive Health: a Key to a Brighter Future. Biennial Report 1990-1991. Special 20th Anniversary Issue, Genève, World Health Organization, 1992.

blint.gif (141 octets) Página siguiente

blint.gif (141 octets) Página anterior "Las organizaciones internacionales".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".