¿No hay ni siquiera un punto sobre el cual partidarios y adversarios del aborto estén de acuerdo?

Todos están de acuerdo en decir que el aborto es siempre un fracaso, casi como el suicido. Ante un acto conocido de antemano como un fracaso, dos actitudes se perfilan: por un lado, podemos resignarnos a este fracaso, tomar su partido e incluso reglamentarlo; por otro lado, podemos estimular la acción convergente de los hombres de buena voluntad para prevenirlo. El aborto, en efecto, no tiene nada de fatal: es evitable.

blint.gif (141 octets) Página siguiente

blint.gif (141 octets) Página anterior "Prevención, represión, adopción".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".