¿La fidelidad a la memoria de las víctimas basta para vacunarnos contra una nueva barbarie?

a) Entre los que se ocupan de hacer aprobar leyes injustas en nombre de las cuales se ejecuta a seres sin defensa, figuran quienes reprochan -con toda razón- a los verdugos nazis el haber obedecido a leyes criminales. Ayer, es decir en Nuremberg, los acusados se protegían tras la ley injusta para intentar disculpar sus crímenes: hoy se pide al legislador que aporte a crímenes parecidos la protección de la ley.

b) Lo de menos sería que nadie invoque el sacrificio de los inocentes de ayer para considerarse hoy autorizado a introducir el principio de nuevas discriminaciones legales entre los seres humanos. El sacrificio de los mártires de los totalitarismos antiguos es una cosa sagrada. Nadie puede protegerse detrás de la memoria de estos muertos para pretender inmunizarse contra los desvíos totalitarios actuales.

c) Quisiéramos que ninguno de los que sufrieron la barbarie nazi rechace, ni en teoría ni en la práctica, los argumentos, aún en vigor, que han invocado -en favor de ellos y contra sus verdugos- aquéllos que han declarado, más allá de toda distinción, que todos los hombres tienen la misma dignidad, el mismo derecho a la vida y a la libertad.

blint.gif (141 octets) Página siguiente

blint.gif (141 octets) Página anterior "¿Hacia el ultranazismo?".

blint.gif (141 octets) Página anterior "Indice de materias".